Dios, buen creador de la tierra y del cielo,

te damos gracias por tu creación y por ser parte de la misma.

Te damos gracias por respirar el mismo aire que los otros seres humanos, animales y toda la naturaleza respiran.

Dios, principio y fin de todos los tiempos,

te damos gracias por las estaciones y sobre todo por el verano pasado. Para muchos de nosotros ha sido un tiempo bueno.

Te damos gracias por el sol que nos lleno de calor y el viento cálido que nos envolvió como un manto.

Te damos gracias por dejarnos saborear el aroma de la plenitud que nos prometiste.

Dios que sos como un buen padre y una buena madre,

te damos gracias por alimentarnos todos los días con el pan de cada día.

Te damos gracias por regalarnos tu amor, tu gracia y tu paz para entender que no solamente vivimos del pan.

Dios de la vida y de la comunidad,

te damos gracias por todos los otros seres humanos que viven, respiran y trabajan alrededor de nosotros.

Te damos gracias por formar parte de una comunidad y porque sin el trabajo y sin las manos de los demás no nos llegarían los frutos de tu creación.

Advertisements