Queridos/as hermanos/as,

a través de este blog quiero compartir con ustedes este mensaje que acaba de llegarme. Les pido que difundan esta noticia para que se haga conocer la gran injusticia contra el pueblo de los/as tobas:

Ayer (23 de noviembre 2010; nota del autor del blog) hubo un enfrentamiento entre un grupo de policías y unas familias tobas que estaban en un corte de ruta reclamando por tierras que legítimamente les pertenecen y que el gobierno de Formosa les quiere quitar para construir una nueva sede universitaria.  El conflicto viene de hace varios meses. Los tobas reclaman esas tierras desde hace muchos años, y realmente son parte de sus tierras ancestrales.  El gobierno (y una familia criolla que es muy violenta, los Celia), desconocen los reclamos tobas, que se basan no sólo en su derecho constitucional sino en leyes nacionales vigentes, como la Ley de relevamiento territorial de territorios indígenas, que prohíbe expresamente cualquier desalojo de indígenas hasta tanto se realicen los relevamientos territoriales en cada provincia, cosa que en Formosa no está ni cerca de realizarse.  El gobierno provincial en ningún momento se sentó a conversar para escuchar el reclamo indígena, y varias veces amenazó con el uso de la fuerza para expulsar a los indígenas.  En septiembre pasado, el juez federal Skidelsky dictó una medida cautelar prohibiendo al gobierno de Formosa continuar las construcciones que ya por la fuerza habían comenzado a realizar y con orden de no innovar.  A pesar de esto, la policía formoseña nunca se retiró del predio, por lo cual lo aborígenes decidieron no moverse de la ruta, porque temían que si se retiraban la policía nuevamente tomaría posesión del predio, cosa totalmente lógica.

Les adjunto una noticia que describe ambas versiones de lo que pasó.  Lo cierto es que hay un toba y un policía muertos, muchos heridos, y más de veinte tobas detenidos. Sabemos que el dirigente toba, Felix Díaz, que había sido nombrado por el INADI hace unos meses como su representante en Formosa (como gesto simbólico del organismo federal anti-discriminación para apoyar a los tobas en el conflicto con el gobierno formoseño), ahora se encuentra escondido en el monte junto con muchos otros tobas, por temor a las represalias de la policía.  Su esposa está entre los detenidos.

La policía formoseña es extremadamente violenta, torturadora y discriminadora.  Hace unos 8 años, en represalia por un policía muerto por un indígena en otro enfrentamiento en que un grupito de indígenas fue atacado por policías a caballo, se tomaron represalias en una acción en la que más de 200 policías entraron una noche en un barrio toba cerca de la ciudad de Formosa, el Lote 68, entrando por sorpresa en las casas para golpear brutalmente a jóvenes y viejos, hombres y mujeres, llevar detenidos y torturar a decenas de personas, y hasta violar a una de las mujeres, al mejor estilo de la época del Proceso.  Así que hay sobrados motivos para temer fuertes represalias de la policía hacia cualquier indígena que en estos días quede detenido.  Por eso es importante dar difusión a esto y presionar de las maneras que cada uno pueda para que el gobierno y la policía formoseña actúen realmente de acuerdo a la justicia.

El Defensor del Pueblo de Formosa es un hombre muy opuesto a los temas indígenas (observen el tenor de sus declaraciones en el artículo adjunto, donde directamente culpa a los indígenas y dice que los policías fueron los atacados!), así que hay pocas instancias oficiales en la provincia en las que se pueda confiar.  El gobierno de Gildo Insfrán es conocido por su corrupción y por repetidas veces sacar provecho de indígenas y campesinos pobres del interior para usurpar sus tierras en beneficio de grandes emprendimientos agropecuarios y de diversas índoles. Por eso pedimos a los que tengan conexión con organismos de defensa de los derechos humanos que se movilicen para hacer presión sobre el gobierno y la policía de Formosa cuanto antes, para garantizar los derechos de los indígenas detenidos y de cualquier otro aborigen que pueda ser involucrado en los próximos días.

Agradecemos a tod@s por su colaboración y pedimos al Dios de la Paz y la Justicia que los derechos de nuestros hermanos sean respetados y honrados en estos tiempos de mucha angustia.

 

El autor se llama Esteban Gonzalez Zugasti y forma parte del Equipo Menonita del Chaco Argentino.